Seguidores

viernes, 31 de agosto de 2012


¿Ves cuando te decía que la vida es una compañera? Que hay que tomarla como una amiga, bailar con ella, dar, dar sin contar y que después ella te responde... Que había que hacerse cargo de uno mismo, trabajar para sí, aceptar los errores, corregirlos, ponerse en movimiento... Y entonces ella entra al baile. Baila contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu aportación...